Menu

Serrano en familia... Destacado

Su sobriedad impone. Casi nunca sonríe, y de primera impresión se pensaría que es duro y regañón.

 

Enrique Serrano Escobar, quien el pasado 7 de julio salió victorioso en las elecciones a la alcaldía de Ciudad Juárez, superando por más de siete puntos a su principal contrincante, la panista María Antonieta Pérez, rompe con todos estos conceptos cuando está en familia, junto a su hija Ana Cristina, y el único que lo mantiene sonriente, su primer nieto, el pequeño Edgar Enrique, de tan sólo nueve meses de nacido.

Radicando desde hace varios años en una vivienda de la avenida De la Raza, que en familia fueron remodelando a modo –donde asegura permanecerán ahora que es el presidente municipal electo de Juárez–, Serrano Escobar abrió las puertas a exacto, para conocerlo a fondo, junto con su círculo más íntimo, su familia.

Antes de la sesión de fotos y video para exacto.mx, Serrano Escobar da muestras claras de quién lleva las riendas: “la gente debe saber que no vivimos en la opulencia, somos una familia trabajadora, y las pocas cosas que tenemos, las hemos obtenido con el esfuerzo diario. Tengo las manos y la conciencia limpia y tranquila, por eso no tenemos nada que esconder”, apunta antes de iniciar la entrevista, dejando en claro que se le puede preguntar lo que sea, asegurando que no tiene nada turbio que esconder en su carrera política.

En medio de su apretada agenda, Enrique Serrano asegura que su principal motivación es su familia.

Dándole todo el crédito que merece a su esposa Virginia “Vicky” Serrano (como se le conoce), quien ha entendido a la perfección la política y los tiempos que ésta requiere, como encaminar a su hijo Enrique y su hija Ana Cristina, hacia el rumbo del éxito, pues en muchas ocasiones ha hecho de padre y madre, consciente de las ocupaciones del hombre de la casa.
“Nos casamos jóvenes y hemos formado una familia sólida”

Enrique y Vicky tienen más de 30 años de matrimonio. Se conocieron jóvenes. Aseguran fue por casualidad -en la !esta de un amigo en común-, y desde ese momento no se han separado. El "echazo fue inmediato, y ahora han forjado una familia con principios, sólida, estricta y de éxito, algo que el ha re"ejado en su carrera política, y ahora pretende replicar al frente de Ciudad Juárez.
Ella además es deportista de alto, altísimo rendimiento. El pasado 7 de abril participó en el Ironman de Galveston, Texas, donde hizo un tiempo total de 6 horas, 40 minutos y 12 segundos. Nadó 45 minutos, pedaleó en la bicicleta 3 horas, y corrió dos horas, quedando en la élite de los participantes a nivel mundial, única en todo el estado de Chihuahua, y con apenas cuatro mexicanos acompañándola en la travesía.

Por si fuera poco, se da tiempo, al menos una vez al mes, para reunir a la familia y hacer todo un ritual que da como resultado una suculenta salsa italiana, cuya receta y preparación sólo conocen Los Serrano, desde hace más de 100 años.

El proceso es complicado, a fuego lento y con mucha pasión, lo que da como resultado, después de siete horas sin despegarse de la hoya, moviendo el cucharón de madera lentamente, la salsa del Tío Tonny Bargionni, la cual disfrutan con pasta, o cualquier tipo de corte de carne.

“Respeto y valoro mucho a las mujeres de esta frontera. Vicky es el claro ejemplo de lo trabajadoras y fuertes que son. Me ha acompañado y entendido en todo este tiempo. En ocasiones por cuestiones de trabajo me he alejado de mis hijos y la familia, sin embargo me ha dado la con!anza de saber que están en buenas manos y eso es algo que agradezco in!nitamente”.
“Por eso me interesa recuperar la ciudad, porque hay gente muy valiosa aquí, en todas las colonias y estratos sociales, que merecen un mejor futuro.

“Trabajaremos para que eso sea posible, brindándoles más oportunidades a todos, espacios públicos a los niños, oportunidades laborales para jóvenes, seguridad a las madres solteras, y sobre todo estabilidad a las familias”, explica el nuevo jefe de la comuna, mientras carga a su primer nieto, de quien asegura es la alegría de la casa.

“Siempre estoy sonriendo, pero la política es algo muy serio”

Los amigos más cercanos a Enrique Serrano, saben que es dicharachero, con buen diálogo al momento de convivir, y además que pueden contar con él, porque lo ha demostrado. Por eso no les sorprende que en los espectaculares, propagandas y demás, apenas dé un esbozo de sonrisa. Sin embargo, al igual que su familia, saben que su compromiso es con todos.

Su trabajo y la ciudad se lo toma muy en serio: “estar al frente de una frontera tan importante como esta, es un honor. Debemos recuperar lo que nos pertenece, lo que se perdió y se fue por los tiempos complicados que ya quedaron atrás. Ahora es momento de retomar todo y demostrar que la ciudad y su gente se pueden levantar, y seguir siendo punta de lanza en la industria, en mano de obra, e infraestructura”.

“Tenemos un proyecto importantísimo para la frontera. Es impresionante lo que haremos. Muchas cosas para jóvenes, niños, ancianos, trabajo, todo. Hemos gestionado desde el Congreso local mucho para esta frontera, y ahora en la presidencia será aún más. Además se han establecido buenas relaciones con los diferentes órdenes de gobierno, y todo será enfocado para nuestra gente”, continúa Enrique Serrano, quien fue pieza fundamental para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se llevara “carro completo” en la frontera. Esta organización se re"ejó desde su casa de campaña, donde su equipo trabajó las 24 horas, organizando agenda, preparando boletines, editando fotos y videos de todos los eventos masivos a los que acudió como candidato en lo más recóndito de la frontera, gestionando recursos desde ya para las inversiones futuras en la ciudad. Todos tienen la camisa bien puesta, lo hacen con orgullo al ser militantes del Revolucionario Institucional desde más de 20 años.

A este lugar acudía Enrique Serrano cuando menos dos veces al día, para motivar a la base y fuerza de su estructura. Los motivaba, palomeaba el trabajo y supervisaba los resultados obtenidos, “es importante tener el acercamiento con la gente, ellos son la base principal de todo esto”, expresa, mientras asoma una sonrisa.

A pesar de las quejas de los rivales de todos los partidos políticos que contendieron, la victoria del tricolor fue contundente. Simplemente no tuvieron rival. Posiblemente por la mala organización de las estructuras que también compitieron a la alcaldía y a una curul. Ahora el verdadero reto y lo que se tiene que demostrar, es que en verdad se eligió al hombre correcto para esta ciudad. 

3 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba